Reduce el desperdicio de alimentos
Metodología
Design Thinking
Skills
Benchmarking · Focus group · Formularios · Entrevista · Diarios de uso · User persona · Costumer journey · Arquitectura
Herramientas
Miro · Gitbook · Figma · Google Trends · Whimsical · Zeroheight
Duración
2 semanas
Tratar de evitar el desperdicio de alimentos centrándome en el usuario de a pie, el que cocina en casa a diario y es consciente de que una mala planificación, ya sea al cocinar o al comprar, provoca tirar a la basura kilos y kilos de comida.
Cuestionario
- La comida casera se valora más que la de los restaurantes.
- Más del 70% experimenta en la cocina.
- El 37% afirma que no tira comida. En torno al 50% tira productos sin utilizar.
- Más del 50% de las personas comen sobras tal cual, o las reutilizan para otra recetas.
Focus group
- "Lo del plato siempre se acaba. Lo que sobre va un tupper para la siguiente comida."
- Todos van a la compra más de una vez a la semana, incluso al día.
- El aprovechamiento debe recaer no solo en los usuarios, sino en resturantes, caterings, máquinas de vending, supermercados...
- "Nevera vacía, congelador lleno."
El diario de uso aplicada al desperdicio de alimentos consiste en que las personas elegidas apunten cada día en una lista qué comida tiran a la basura. De esta forma, según el tipo de usuario y sus resultados se sacarán diferentes conclusiones.
¿Quiénes son nuestros usuarios?, ¿cómo interactúan con el producto?
User persona
Costumer journey
El viaje de usuario fue un día a día Lucía Martínez, intentado combinar sus insights con los otros user persona de la forma menos artificial posible.
A partir de su viaje, deduje varias oportunidades como:
- Planificar los menús semanalmente con el principal objetivo de comprar las cantidades justas.
- Compartir el excedente de sus comidas con amigos o vecinos para no repetir tantos días.
- Elaborar una guía prática para la conservación de productos, sobretodo aquellos que se conservan en la nevera o en el congelador.
Odea es una aplicación que ayuda al usuario a gestionar los productos que tiene en su nevera, ya sea para hacer la compra o para utilizarlos en recetas de aprovechamiento; y además contacta con una red pequeña y cercana de vecinos para compartir sus excedentes.
El mapa de sitio de Odea tiene dos caminos diferenciados “Mi nevera” y “Comparte”.
Antes de comenzar el diseño en alta fidelidad también necesitaba estudiar el mercado, no solo para ver qué se estaba ya implementado sino para conseguir inspiración. Para ello hice un benchmarking enfocado y elegí apps destinadas a listas de la compra, a recetas y a comida delivery.
Pantallas de Odea
Odea tiene dos caminos muy diferenciados. El primero es “Mi nevera”. En esta sección encontramos varias opciones:
- Ayudar a gestionar nuestra lista de la compra utilizando la inteligencia artificial.
gif proceso
- Recetas de aprovechamiento con sus propios alimentos ya registrados.
El segundo camino es “Compartir” y nace con el objetivo de evitar el desperdicio de comida ya cocinada. Puedes compartir tus raciones restantes con otras personas.
El usuario tiene su comunidad en Odea. La idea es que en un principio sea una red de contactos pequeña, de este modo se establece una mayor confianza entre los usuarios de la app.
Si quieres saber más sobre el proyecto puedes consultar en: